domingo, 30 de diciembre de 2012

BEEF WELLINGTON


Ahora que estamos en estas fechas de Navidad y que nos reunimos y siempre estamos pensando que menú podríamos poner que se reparta bien, que impacte, que no sea la comida de todos los días, etc yo os recomiendo el Beef Wellington.

El proceso de elaboración puede parecer a primera vista un poco complicado, pero no lo es si vas paso a paso. El resultado es maravilloso de presencia, de sabor y de agradable a la vista.

Decídete y pónselo a tu familia, será un éxito. Te lo aseguro.

Ingredientes:

Un buen solomillo, (buey, ternera), 3 cucharadas de aceite de oliva, 250 grs de champiñones, 50 grs de mantequilla, un poco de tomillo fresco, 100 ml de vino blanco seco, 12 lonchas finas de jamón serrano, 2 paquetes de hojaldre fresco, 2 yemas de huevo batidas con  una cucharada de agua.





Elaboración:

Calentamos el horno a 200 º. Ponemos la carne con un poco de pimienta negra molida,  en una bandeja de horno con un poco de aceite de oliva. Lo metemos en el horno 15 minutos si te gusta la carne roja, si te gusta un poco más hecha 20 minutos. Cuando la carne está como nos guste la sacamos del horno y después de un ratito la metemos en el frigorífico unos 20 minutos.

Mientras la carne se enfría cortamos los champiñones tan finamente como podamos hasta alcanzar la textura de pan rallado. También lo podemos hacer en una picadora pero teniendo cuidado de no dejarlo como una sopa.




Calentamos 2 cucharadas de aceite de oliva en una sarten junto con la mantequilla y freímos los champiñones junto con el tomillo, alrededor de 10 minutos, revolviendo continuamente hasta obtener una masa blanda. Sazonamos esta masa, añadimos el vino y seguimos revolviendo otros 10 minutos hasta que el vino se haya absorbido. Quitamos de la sartén y dejamos enfriar.
Queremos una masa seca, pues de lo contrario el hojaldre quedará blandito y húmedo y eso arruinaría nuestro plato.



Extendemos un trozo de film transparente encima de la encimera o encima de una tabla de madera, y sobre este film vamos colocando las lonchas de jamón serrano, una al lado de la otra, muy pegadas entre sí, sin que queden huecos, pues encima hemos de poner la masa de champiñones extendida, y sobre esta masa el trozo de carne que tenemos en el frigorífico enfriando. Ayudándonos del film enrollamos el jamón todo alrededor de la carne como si estuviéramos haciendo la forma de una salchicha (enorme en este caso) y lo dejamos envuelto en el film y metido en el frigorífico de nuevo mientras preparamos el hojaldre.

Estiramos la masa de hojaldre de uno de los paquetes. Y con sumo cuidado para que no se nos deshaga el rollo de carne y se nos separe el jamón de la superficie desenrollamos el film transparente y colocamos la carne encima del hojalde, en el centro de este. Pintamos la carne con el huevo batido, bueno el jamón que cubre la carne. Ahora abrimos el otro paquete de hojaldre y lo colocamos encima de la carne. Con las manos presionamos un poquito para que no queden huecos entre la carne y el hojaldre. Que se adapte el hojaldre a la carne. Nos sobrará hojaldre por los bordes. Entonces como queramos, o bien lo cortamos o bien lo enrollamos acercándolo hacia el trozo de carne haciendo un borde de hojaldre. Creo que esta es la mejor opción. Pincelamos todo el hojaldre por encima con el huevo batido. Con un cuchillo bien afilado marcamos unas líneas diagonales encima del hojaldre pero solo marcando, sin llegar a cortar el hojaldre.
Lo metemos de nuevo en el frigorífico, al menos media hora.

Ponemos el horno a 180 º y lo metemos 20- 25 minutos o 30 si no te gusta la carne muy roja.
Ha de quedarnos todo el hojaldre crujiente y con un bonito color dorado. Sacamos del horno y lo dejamos reposar durante 10 minutos antes de cortarlo en rebanadas un poco gruesas.

Y aquí tenemos el resultado.





domingo, 16 de diciembre de 2012

GALLETAS TRIPLE CHOCOLATE



A merendar toca. Hoy vamos a hacer unas galletas muy sencillas pero muy resultonas. Las medidas que aquí voy a poner son para unas 27 a 30 galletas que para una merienda yo creo que son suficientes sobre todo si es para ti solo. Ja, ja.

Ingredientes:

125 grs de mantequilla en trocitos
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
250 grs de azúcar moreno
1 huevo
150 grs de harina de trigo
35 grs de harina con levadura incorporada
1 cucharadita de bicarbonato de soda
35 grs de cacao en polvo
85 grs de pasas picadas
95 grs de pepitas de chocolate con leche ( o trocitos de chocolate con leche)
100 grs de chocolate blanco cortado en trocitos
100 grs de chocolate de hacer cortado en trocitos





Elaboración:

Calentamos el horno mientras preparamos las galletas y ponemos un papel antiadherente sobre la bandeja del horno.

Batimos la mantequilla, el extracto de vainilla, el azúcar y el huevo en un recipiente con la batidora hasta que esté unido pero sin pasarse de batir. Tiene que quedar homogéneo.
Tamizamos la harina, el cacao y el bicarbonato y lo añadimos removiendo con ayuda ahora de una cuchara o tenedor, ya sin la batidora. Cuando quede todo mezclado añadimos las pasas, y los chocolates y seguimos mezclando manualmente. Para que os hagáis una idea queda una masa tipo arcillosa., lo podéis ver en la foto  superior.

Ponemos cucharadas de esta mezcla en la bandeja del horno dejando entre ellas unos 5 cm. Horneamos a 170º unos 10 minutos. Sacamos del horno y dejamos reposar en la bandeja 5 minutos y las pasamos a una rejilla para que se enfríen.
Habrá que hacerlo por tandas, 3 veces hasta acabar la masa.

Si las queremos un poco más crujientes las dejamos en el horno 2 minutos más.

Hay que tener en cuenta que cuando abres el horno pasados los 10 minutos si las tocas con el dedo verás que están blandas pero al sacarlas y dejarlas reposar siempre se hacen más crujientes. No tengas miedo y creas que están sin hacer.

El resultado: esta maravilla que veis aquí abajo. "Ta chan".


domingo, 9 de diciembre de 2012

BROWNIE ACHISQUESADO


Qué nombre más raro para una receta ¿verdad? Pues es que no sabía cómo llamarlo pues es una mezcla de brownies y cheesecake.
Delicioso por supuesto si os gustan ambos postres. Dos en uno para la crisis.

Necesitamos ingredientes para los brownies que son:
150 grs chocolate negro en trozos, 125 grs de mantequilla cortada en cuadraditos, 1 cucharada de ron, 115 grs de harina,1 cucharada de levadura, 150 grs de azúcar refinado, 2 huevos y 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Y para el cheesecake:
250 grs de queso cremoso a temperatura ambiente, (tipo filadelfia, mascarpone etc), 1 cucharada de maicena, 50 grs de azúcar refinado, 1 huevo y 1 cucharada de extracto de vainilla.


Precalentamos el horno a 170 º. Engrasamos un recipiente cuadrado de unos 20 cm y ponemos papel antiadherente dejando que los bordes del papel suban por encima del recipiente unos 5 cm para evitar que cuando el pastel empiece a subir no se desborde.

Combinamos todos los ingredientes para el cheesecake en un bowl y haciendo uso de la batidora de varillas lo batimos hasta que adquiera una consistencia suave. Apartamos y preparamos la parte de los brownies.

Para ello ponemos el chocolate junto con la mantequilla en un cazo al fuego y damos vueltas continuamente hasta que el chocolate se derrita y se mezcle bien con la mantequilla. Con cuidado que no se queme. Lo quitamos del fuego para que se enfríe un poquito y añadimos la cucharada de ron y removemos.

En otro recipiente aparte,  batimos con la batidora de varillas,  los huevos junto con el azúcar y la vainilla hasta que engorde y adquiera un color pálido. A esto le añadimos el chocolate derretido y seguidamente la harina, la levadura y un pellizco de sal que previamente habremos tamizado. Ahora lo mezclamos todo junto con la ayuda de una espátula, no ya con la batidora. No queremos batir, solo mezclar suavemente, con movimientos envolventes.



Lo volcamos en el recipiente que tenemos engrasado y seguidamente vamos poniendo cucharadas de la mezcla que tenemos del cheesecake sobre esta base de brownie, dejando si es posible alguna parte sin cubrir del todo para que se vea un poco el chocolate de la base. Con una espátula hacemos unos movimientos por encima intentando hacer efectos de mármol. No nos preocupamos mucho de como queda la superficie no tiene que estar lisa, la dejamos de manera que no quede por igual.

Horneamos de 25 a 30 minutos. Para probar que está hecho insertamos un cuchillo en el medio del pastel. Tiene que salir manchado pero como si fuera de migas de bizcocho no de mantequilla líquida. No debemos hacerlo más de ese tiempo sino quedará seco.

Sacamos del horno y dejamos enfriar dentro del recipiente encima de una rejilla. Una vez frío podemos pasarlo a un plato o fuente pero aún con el papel. No quitaremos el papel hasta que esté completamente frío.
Servimos cortado en cuadrados.

sábado, 8 de diciembre de 2012

FOCACCIA CON CEBOLLA ROJA Y ROMERO

Para los amantes del pan. Esta receta que sirve para acompañar una comida o simplemente embutido o si te gusta mucho el pan puedes comerlo tal cual sin nada más ya que lleva queso. Está riquísimo.

Ingredientes:

500 grs de harina con levadura incorporada (especial pan), 2 cucharaditas de sal, 325 ml de agua templada, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharaditas de levadura seca, 2 cucharaditas de romero fresco finamente picado, 3 cebollas rojas cortadas en cuartos, 125 grs de queso gruyere rallado, sal y pimienta.

Elaboración:

Ponemos la harina en una fuente de cristal o de loza redonda. Hacemos un hueco en el medio y echamos la sal por los bordes. Vertemos el agua en el hueco y echamos encima la levadura. Dejamos reposar 5 minutos para que la levadura se reblandezca, y sea posible revolverla y que se disuelva. Añadimos el aceite de oliva a la mezcla.

Removemos para que se incorpore el resto de la harina a la mezcla que tenemos en el hueco,  para formar una bola pegajosa. Lo sacamos del recipiente y lo ponemos en una superficie enharinada donde se pueda trabajar cómodamente y lo amasamos durante 10 minutos hasta que se quede esponjoso, ligero y elástico. Lo volvemos a poner en el recipiente, y lo tapamos con un trapo seco dejándolo ahí hasta que doble su tamaño, alrededor de 1 1/2 horas.

Calentamos el horno a 180-200 º. Colocamos las cebollas en una bandeja para horno. Echamos un chorrito de aceite de oliva y horneamos hasta que estén blandas, unos 30 minutos aproximadamente. Las sacamos del horno y las dejamos enfríar. Aplastamos la masa apretándola hacia abajo con la palma de la mano. Ayudándonos del rodillo amasamos dejándola de forma redonda y de unos 23 cm de diámetro y la ponemos en una bandeja de horno engrasada.

Ponemos por encima la mitad del queso y encima del queso las cebollas. Ahora el resto del queso y el romero, la sal y la pimienta. Tapamos con un trapo seco y lo dejamos hasta que vuelva a subir, unos 30 minutos.

Debe de quedaros como en la foto




Ahora lo metemos en el horno y horneamos hasta que suba y veamos que la superficie esté crujiente. Otros 30 minutos aproximadamente.

Y tendréis un pan así de bonito y riquísimo de comer.




ya veis que está que se sale. Nunca mejor dicho.

sábado, 1 de diciembre de 2012

ESPONJOSOS DE SIROPE BAJOS EN CALORÍAS



Ingredientes:

2  cucharadas y media de aceite
5 cucharadas de sirope
1 naranja pequeña ( 1/2 cucharadita de ralladura y 2 cucharadas y media de zumo)
175 grs de harina con levadura incorporada


1 cucharadita y media de levadura en polvo
100 grs de azúcar moreno (light muscovado sugar) a ser posible
25 grs de almendra molida cruda
2 huevos
175 grs de yogur natural
25 grs de mantequilla líquida
1 cucharadita de miel


Calentamos el horno a 160 º el de ventilador,  un poco más 170-180 para el resto de hornos. Necesitamos unos moldes como los que se utilizan para hacer flanes o suflés. En este caso vamos a utilizar 6. Tenemos que engrasarlos con un poquito de mantequilla o aceite y los colocamos encima de una bandeja de horno.
Mezclamos 4 cucharadas de sirope con la ralladura de naranja y 2 cucharadas de zumo de naranja y lo repartimos entre los 6 moldes.

Aparte en un recipiente ponemos la harina, la levadura en polvo, el azúcary la almendra molida. Juntamos todo y hacemos un hueco en el centro. Batimos los huevos en otro recipiente distinto y cuando estén batidos añadimos el yogur natural y la cucharadita de miel. Añadimos la mantequilla líquida junto con 2 cucharadas de aceite y una vez mezclado lo incorporamos a la mezcla seca echándolo poco a poco en el hueco que habíamos practicado y dándolo vueltas con una cuchara de metal hasta que todo quede bien mezclado.Pero sin batirlo mezclándolo con sumo cuidado.
Dividimos la mezcla entre los seis recipientes. Horneamos de 20 a 25 minutos o hasta que la mezcla haya subido hasta el borde del recipiente y los notemos firmes.

Mezclamos ahora la cucharada que nos queda de sirope con la cucharadita que queda de zumo de naranja y eso lo usaremos a modo de salsa. A la hora de servirlos si los pudings han subido tanto que han sobrepasado el borde debemos cortar la superficie para que al darlos vuelta puedan posarse sin caerse de lado. Para sacarlos de los recipientes nos ayudaremos con un cuchillo pasando este alrededor de los moldes para que se despeguen bien y no se rompan. Los damos vuelta y con la ayuda de una cuchara recogemos todo lo que pueda quedar pegado al fondo para ponerlo sobre los pudines. Cuando terminemos,regamos con la salsa que habíamos preparado.