lunes, 20 de noviembre de 2017

PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA


El otro día tuve la oportunidad de conocer en la librería a Cristina Campos, autora del libro "Pan de limón con semillas de amapola". No es un libro de recetas, sino una novela. Sin embargo sí que deja en sus páginas alguna receta y la principal es la que da el nombre a su novela. Me entró interés por saber que tal resultaría y nada más llegar a casa me puse manos a la obra. El resultado queda en el paladar de algún que otro cliente y algún que otro compañero de trabajo. Para vosotros las imágenes y la receta.
Encantada de conocerte Cristina, y que todo te vaya fenomenal.
Va por y para tí esta receta.
Os animo no sólo a hacer esta receta sino a disfrutar de la lectura con su novela.








Ingredientes:

la ralladura de 2 limones a ser posible sin cera
30 grs de semillas de amapola
350 grs de harina integral
200 grs de azúcar moreno
250 ml de leche entera
200 grs de mantequilla
3 huevos
1 sobre de levadura en polvo
1 cucharadita de sal


Elaboración:

Mezclamos la harina, la levadura y la sal. Batimos por separado los huevos, el azúcar moreno y la ralladura de limón. Cuando esté bien batido, añadimos la leche. Derretimos a fuego lento la mantequilla y la incorporamos a la mezcla húmeda poco a poco mientras seguimos batiendo. Una vez conseguida una masa uniforme, agregamos el contenido del cuenco de la mezcla seca. Por último, mezclamos las semillas de amapola con la masa.
Introducimos el bizcocho en el horno precalentado a 180º durante 45 minutos o hasta que al introducir un cuchillo este salga seco. De 45 a 50 minutos.



domingo, 5 de noviembre de 2017

PAN DE PITA

 Ingredientes:

Para 8 raciones:

7 grs de levadura en polvo
240 ml de agua tibia/caliente
1 cucharadita de azúcar moreno
1 pellizco de sal
400 grs de harina
50 ml de aceite de oliva y
un poco más para engrasar

Elaboración:

Mezclamos la levadura con el agua caliente en un cuenco grande.  Dejamos reposar 2 minutos, añadimos el azúcar y removemos. Agregamos la harina y el aceite de oliva y amasamos hasta obtener una masa de consistencia suave y elástica. Este proceso requerirá de 5 a 8 minutos. Dejamos reposar la masa en un cuenco engrasado alrededor de 1 hora, hasta que suba.

Precalentamos el horno a 220º.

Una vez fermentada, cortamos la masa en 8 porciones iguales y formamos bolas uniformes. Las colocamos sobre una bandeja de horno y las dejamos fermentar 10 minutos más. Cuando hayan subido, aplanamos cada bola con un rodillo (no demasiado fina), las ponemos sobre una bandeja y horneamos 5 minutos, o hasta que hayan aumentado de tamaño.


Aquí vemos a Fran aplanando el pan pita antes de ir al horno.


sábado, 28 de octubre de 2017

BOLLOS DE ZA´ATAR


Ingredientes:

Para 18-20 bollos:

800 grs de harina
25 grs de azúcar
2 cucharaditas de sal
21 grs de levadura en polvo ó
45 grs de levadura fresca
100 grs de mantequilla derretida
400 ml de leche tibia
2 huevos batidos

 Para el relleno:

150 ml de aceite de oliva
175 grs de za´atar
50 grs de semillas de sésamo
1 huevo batido para glasear



Elaboración:

Precalentamos el horno a 210º. Forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Vertemos la harina, el azúcar, la sal y la levadura juntos en un cuenco grande.

Incorporamos la mantequilla derretida a la leche con los huevos sin dejar de batir y luego mezclamos esta preparación con la masa de harina hasta que estén bien integradas; amasamos a mano hasta que la masa esté lisa y elástica. Si queda demasiado húmeda, simplemente añadimos un poco más de harina.

Formamos una bola con la masa, y la ponemos en un cuenco engrasado, la cubrimos con film transparente y dejamos fermentar unos 25 minutos.

Extendemos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada para formar un rectángulo de más o menos 50 x 25 cm.

Mezclamos el aceite de oliva, el za´atar y la mitad de las semillas de sésamo en un cuenco pequeño, luego extendemos la preparación sobre la masa formando una capa uniforme.



Enrollamos la masa a partir del lado más largo para formar un rollo alargado. Lo cortamos en unas 20 rodajas de unos 2 cm de ancho, Las colocamos en la bandeja previamente preparada con la cara cortada hacia arriba.

Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos con las semillas de sésamo restante. Dejamos fermentar unos 15 minutos más para que aumenten su volumen.



Horneamos los bollos de 20 a 25 minutos, hasta que hayan subido y adquieran un color dorado. Retiramos los bollos de la bandeja y los dejamos enfríar ligeramente antes de comerlos.



ZA´ATAR:

El za´atar se puede encontrar ya preparado o bien se puede preparar en casa.

4 cucharadas de tomillo seco
1 cucharada de mejorana
3 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
1 1/2 cucharadas de zumaque
1 cucharada de sal

El za´atar es una parte esencial del patrimonio palestino. Es difícil describir su olor, pues, aunque es similar al de otras hierbas, tiene un toque único. Su perfume es fuerte, cálido y ligeramente picante.

TARTA DE QUESO Y MANGO


Ingredientes:

185 grs (1/2 lata pequeña) de Leche condensada.
80 grs de mantequilla.
175 grs de galletas tipo Maria.
400 grs de queso blanco cremoso para untar.
2 sobres de cuajada
2 mangos
300 ml de leche
100 grs de azúcar
1 cucharada de zumo de limón


Elaboración:

Forramos la base de un molde desmoldable de 20 cm con papel de horno

Fundimos la mantequilla al microondas y la mezclamos con las galletas trituradas.

Repartimos la mezcla por la base del molde y apretamos con el dorso de una cuchara dejando una capa uniforme. Guardamos en el frigorífico.


Pelamos los mangos y trituramos uno de ellos y el otro lo cortamos en pedazos pequeños y lo reservamos.

Ponemos a calentar en un cazo, la leche condensada, 200 ml de leche, el queso y el mango triturado y removemos a fuego suave con unas varillas, hasta que se caliente y quede una masa sin grumos.

Mezclamos la cuajada con el resto de la leche. Incorporamos y removemos unos minutos hasta que espese muy ligeramente.

Vertemos la mezcla en el molde y refrigeramos unas 4 horas.

Ponemos a calentar a fuego suave en una sartén el mango a trocitos, el azúcar y el limón. Dejamos cocer unos minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que el mango esté tierno.

Vertemos en un bol y trituramos. Dejamos enfríar y guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Sacamos la tarta de la nevera, desmoldamos y vertemos un poco del coulis por encima. Servimos el resto en una jarra aparte.





lunes, 18 de septiembre de 2017

TARTA DE CHOCOLATE Y CANELA


Ingredientes:

1 rollo de pasta brisa
40 grs de almendra molida
30 grs de coco rallado
250 grs de chocolate con 50-60% de cacao
300 ml de nata líquida
1 sobre de azúcar de vainilla
1 huevo
1 rama de canela
10 grs de mantequilla para el molde

Elaboración:

Precalentamos el horno a 160º.
Untamos con mantequilla un molde para tarta.
Desenrollamos la pasta sobre la encimera.
Espolvoreamos la mitad de la almendra molida sobre la pasta brisa y pasamos un rodillo por encima sin apretar mucho para incrustar la almendra en la pasta.
Espolvoreamos el resto de la almendra molida en el molde para la tarta. Extendemos la pasta en el molde, pinchándola ligeramente con un tenedor y la dejamos cocer durante 25 minutos, hasta que coja un poco de color.


Mientras, llevamos la nata a ebullición con la rama de canela partida en dos. Apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado y el azúcar. Dejamos que se derrita, sacamos la canela y mezclamos con unas varillas.
Sacamos la pasta del horno, cerramos enseguida la puerta y apagamos el horno.
Añadimos el huevo a la crema de chocolate y mezclamos enérgicamente. Vertemos esta preparación sobre la pasta de la tarta y volvemos a meterlo todo en el horno apagado durante 30 minutos.
Reservamos en la nevera.
Servimos espolvoreado con coco rallado.

domingo, 9 de julio de 2017

TARTA DE CLEMENTINAS Y ALMÍBAR DE ALMENDRAS



Ingredientes:

200 grs de mantequilla
380 grs de azúcar glas
ralladura de la piel y el zumo de 4 clementinas
ralladura de la piel y el zumo de 1 limón
280 grs de almendras molidas
5 huevos
100 grs de harina tamizada
una pizca de sal
tiras largas de piel de naranja para decorar

Baño de chocolate:

90 grs de mantequilla en dados
150 grs de chocolate negro troceado
3/4 cucharada de miel
1/2 cucharada de coñac

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º un poco menos si es de ventilador.

Engrasamos un molde redondo desmontable de 25 cm y forramos los lados y la base con papel vegetal antiadherente.

Introducimos la mantequilla, 300 grs de azúcar y las 2 ralladuras en el vaso de una batidora eléctrica y, con la varilla, mezclamos bien todos los elementos a velocidad baja. No trabajamos demasiado la masa ni incorporamos mucho aire. Añadimos la mitad de las almendras molidas y seguimos batiendo hasta acabar la mezcla.

Vertemos los huevos poco a poco mientras la batidora sigue en marcha, raspando el fondo y los lados del vaso un par de veces. Agregamos el resto de la almendra molida, la harina y la sal y seguimos trabajando hasta que la mezcla quede homogénea.

Ponemos esta masa espesa en el molde y nivelamos con la espátula.

Introducimos la tarta en el horno y horneamos entre 50 y 60 minutos. Comprobamos que esté hecha pinchando con un palillo en el centro de la tarta. Debe salir limpio, pero ligeramente húmedo.

Cuando esté casi hecha, mezclamos el resto del azúcar y los zumos cítricos en un cazo pequeño y llevamos a ebullición (debería quedar una cantidad de 120 ml aproximadamente; si no es así, retiramos el exceso). Cuando rompa el hervor, apartamos el almíbar del fuego.

En cuanto se retire la tarta del horno, la untamos con el almíbar hirviendo y nos aseguramos de que lo absorba todo. Dejamos que se enfríe por completo en el molde antes de desmoldarla. Podemos servirla tal cual, decorada con tiras de naranja, o bañarla con chocolate.




Si deseamos bañar la tarta, ponemos la mantequilla, el chocolate y la miel en un bol resistente al calor y lo colocamos sobre un cazo con agua hirviendo a fuego lento, sin que el bol toque el agua. Removemos hasta que los ingredientes se derritan, retiramos del calor enseguida e incorporamos el cognac. Vertemos el baño sobre la tarta fría, permitiendo que gotee por los lados aunque no la cubra del todo. Dejamos enfríar el baño y decoramos a continuación con tiras de piel de naranja colocadas en el centro de la tarta.



miércoles, 28 de junio de 2017

POLLO ASADO CON SUMAC


Ingredientes:

8 contramuslos de pollo
aceite de oliva
2 cucharaditas de guindillas secas trituradas
1 cucharada y media de sumac
2 cucharaditas de canela molida
1 cucharada de comino molido

 Para la salsa de yogur:

100 ml de yogur natural
2 cucharadas de vinagre de vino blanco
el zumo y la ralladura de un limón
1 cucharada de eneldo picado
1/2 diente de ajo triturado


Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º si es de ventilador. Con 2 cucharadas de aceite sal y pimienta frotamos el pollo impregnándolo bien. Mezclamos las guindillas, sumac, canela y comino y espolvoreamos el pollo con ello. Lo colocamos en una bandeja de horno y asamos durante 40 minutos o hasta que el pollo esté tierno.

Batimos los ingredientes de la salsa en un bol y servimos el pollo acompañado de la salsa.



Se puede acompañar de verduras, arroz, patatas. En este caso lo acompañamos con boniatos.

Zumaque (sumac)

El zumaque procede de Oriente próximo y este del Mediterráneo, su sabor agrio lo convierte en un sustituto del limón o el vinagre. Es también un colorante.
Descripción Descripción
El zumaque es un arbusto que crece y se cultiva en zonas de oriente próximo y al este del Mediterráneo. El fruto, de color rojo intenso debe recogerse cuando esté maduro dado que en su juventud contiene una substancia tóxica que desaparece con la maduración.
El zumaque se ha usado desde tiempo antiguos en el curtido de cueros, pero también es una especia que se utiliza en cocina. Su sabor es ácido y el rojo de sus frutos dará un bonito color a nuestras salsas.
Es uno de los ingredientes de la mezcla zaatar, muy común en Oriente Medio y también es un ingrediente de distintos platos de la cocina del Líbano y de Turquía donde es a menudo uno de los ingrediente usados en los kebabs.
El zumaque se vende seco y normalmente ya molido. No es una especia de sabor particularmente fuerte y hay que poner cantidades importantes, del orden de una o dos cucharadas soperas para un guiso para seis personas. Y es más que probable que queramos suavizar su acidez con un poquito de azúcar.