viernes, 31 de mayo de 2013

BOLLOS DE CHELSEA


No existe nada más reconfortante que tomar el té a media tarde. Yo solo puedo permitírrmelo los fines de semana y entonces lo suelo acompañar con alguna pasta tentadora o algún delicioso pastel.

Ingredientes:

Para 24 unidades

7 grs de levadura seca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharada de harina
1/2 taza de leche tibia
2 1/2 tazas de harina tamizada
125 grs de mantequilla troceada y 60 grs adicionales
1 cucharada de azúcar
1/2 cucharadita de especias variadas y 1/2 cucharadita adicional, 1 huevo poco batido, 2 cucharaditas de ralladura de limón, 1/4 taza de azúcar moreno, 1 taza de fruta variada.

Para el glaseado:  1 cucharada de leche y 2 cucharadas de azúcar.

Elaboración:

Forramos un molde de 30 x 25 cm más o menos con papel parafinado. Mezclamos la levadura, el azúcar y la harina en un cuenco, agregamos de forma gradual la leche y removemos hasta conseguir una mezcla homogénea. Dejamos reposar, cubierto con un film transparente, en un lugar cálido durante 10 minutos o hasta que esté espumoso.

Colocamos la harina, la mantequilla, el azúcar y las especias en un cuenco y batimos 30 segundos o hasta obtener una mezcla fina y desmigada. Agregamos el huevo, la ralladura y la mezcla de levadura y batimos durante 15 segundos o hasta conseguir una especie de masa.

Pasamos la mezcla a una superficie ligeramente enharinada y la trabajamos durante 2 minutos o hasta obtener una masa homogénea; formamos una bola. La colocamos en un cuenco grande engrasado y la dejamos reposar en un lugar cálido 1 hora o hasta que haya subido bien, cubierta con film transparente. La trabajamos 2 minutos hasta obtener una masa homogénea.

Precalentamos el horno a 180º. Pasamos por la batidora la mantequilla adicional y el azúcar hasta conseguir una mezcla ligera y cremosa. Extendemos la masa para formar un rectángulo de 40 x 35 cm. Distribuimos la mantequilla y el azúcar sobre la masa hasta llegar a 2 cm de uno de los extremos largos. Colocamos encima las frutas y las especias adicionales.

Enrollamos la masa a lo largo en forma de tronco de modo que contenga la fruta y la mantequilla. Con la ayuda de un cuchillo afilado, cortamos 24 rebanadas y las disponemos separadas en el molde preparado. Las dejamos reposar, cubiertas con film transparente, en un lugar cálido durante 10 minutos o hasta que hayan subido.

Horneamos los bollos durante 20 minutos o hasta que estén dorados y cocidos por dentro. Los retiramos del horno y los untamos con abundante glaseado; los pasamos a una rejilla metálica para que se enfrien.

Glaseado: En una cacerola cocemos a fuego lento la leche y el azúcar, hasta que éste se disuelva y la mezcla esté a punto de hervir.







martes, 28 de mayo de 2013

PUDIN DE MORA Y COCO



Ingredientes:
Para la cobertura:
200 grs de moras
50 grs de azúcar refinado
1 cucharada de maicena

Para el bizcocho:
100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
100 grs de azúcar refinado
100 grs de harina con levadura incorporada
50 grs de coco rallado
2 huevos
natillas o nata líquida para acompañar




Elaboración:

Lo primero engrasamos 4 moldes de metal de hacer flanes de 250 ml. y ponemos un círculo de papel vegetal engrasado en la base del molde.

Para hacer la cobertura ponemos la mitad de las moras en un cazo pequeño, añadimos el azúcar, la maicena y 2 cucharadas de agua y mezclamos. Lo ponemos al fuego y cocemos, revolviéndolo 3 ó 4 minutos, hasta que las moras estén blandas y la salsa haya espesado. Añadimos el resto de las moras y dejamos enfríar.

Mientras tanto, para hacer el bizcocho, ponemos todos los ingredientes en un recipiente y batimos mezclando bien hasta que esté cremoso.

Vamos poniendo con ayuda de una cuchara, la cobertura de las moras, en el fondo de cada molde. Y a continuación rellenamos con la otra masa hasta repartir toda la masa en los 4 moldes, y nivelamos la superficie con una espátula.

Ponemos el horno a calentar a 180º
Tapamos los moldes con un poco de papel albal, sin presionar. Solo lo ponemos por encima dejándolo suelto. Los metemos al horno al baño maría (en un recipiente que los contenga y en el que hemos puesto agua, pero que no cubre los moldes, solo llega a cubrir con el agua una tercera parte de ellos). Estarán listos en media hora. Se nota que están listos porque suben y si los tocas con la yema del dedo el bizcocho ofrece resistencia y no se te mete el dedo en el bizcocho. Está firme.

Al sacarlos del horno pasamos un cuchillo afilado al rededor de cada molde para que nos sea más fácil liberar el pudin del molde. Les volcamos en un plato, retiramos el círculo de papel de cada uno y los servimos bien solos o con nata o con natillas.

jueves, 23 de mayo de 2013

PASTEL DE CLEMENTINA



Ingredientes:
2 mandarinas clementinas
175 grs de mantequilla ablandada
175 grs de azúcar lustre
3 huevos
175 grs de harina con levadura incorporada
3 cucharadas de almendra molida
3 cucharadas de nata líquida






Para el glaseado y cobertura:
6 cucharadas de zumo de clementina                                                                               
2 cucharadas de azúcar lustre       
3 cucharadas de Cointreau   
azúcar glass para espolvorear                                                                           






    Elaboración:

Engrasamos un molde redondo de 20 cm. de diámetro y forramos la base con papel vegetal.

Pelamos las clementinas y picamos la piel muy fina. En un bol, batimos a punto de crema la mantequilla con el azúcar y la piel picada. (Queda mejor si la piel de la clementina la pasamos por una picadora ).

Poco a poco, añadimos el huevo, batiendo bien tras cada adición.

Incorporamos la harina, y a continuación la almendra y la nata líquida. Con una cuchara, depositamos la mezcla en el molde.

Cocemos el pastel en el horno precalentado a 180º unos 40 minutos, hasta que al insertar un cuchillo, éste salga limpio. Dejamos que el pastel se enfríe ligeramente.

Mientras tanto preparamos el glaseado. Ponemos el zumo de clementina y el azúcar lustre en un cazo. Lo llevamos a ebullición y cocemos a fuego suave durante 5 minutos. Ahora añadimos el Cointreau y seguimos removiendo 1 minuto más.

Hacemos unas incisiones en la superficie del pastel ayudándonos de un cuchillo y vertemos el glaseado sobre el pastel. Eso ayudará al glaseado a entrar un poco en el pastel en vez de resbalar. Cuando lo haya absorbido, espolvoreamos con el azúcar glass.