domingo, 28 de abril de 2013

CREMA MARROQUÍ DE COLIFLOR Y ALMENDRA








Ingredientes:

1 coliflor
2 cucharadas de aceite de oliva
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de comino molido
1/2 cucharadita de cilantro molido
2 cucharadas de harissa 
1 litro de caldo vegetal
50 grs de almendra fileteada tostada









Elaboración:

Separamos la coliflor en ramilletes. Freímos la canela, el comino, el cilantro y la harissa en las 2 cucharadas de aceite unos 2 minutos, en una sartén amplia. Añadimos la coliflor, el caldo vegetal, y las almendras. Tapamos y cocemos durante 20 minutos, hasta que la coliflor esté tierna. Pasamos por la batidora hasta obtener una consistencia cremosa. Servimos con un poco de harissa por encima y unas pocas almendras.




Para los que no estéis familiarizados con la pasta harissa es una salsa espesa picante y constituye uno de los ingredientes más comunes en la gastronomía magrebí especialmente la de Túnez.
Los ingredientes habituales son pimientos picantes rojos a menudo ahumados, lo que le proporciona un sabor característico, ajo, cilantro, alcaravea y sal, los cuales se muelen y se mezclan con aceite de oliva. Una vez preparada se deja reposar durante un mínimo de doce horas.




lunes, 1 de abril de 2013

PASTEL DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA



Ingredientes:

175 grs de mantequilla reblandecida
2 limones
175 grs azúcar refinado (podéis poner azúcar moreno refinado si os gusta más) + 4 cucharadas para la superficie
3 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
225 grs de harina con levadura incorporada
1 cucharadita de levadura en polvo
1/4 de cucharadita de sal
3 cucharadas de leche
2 cucharadas de semillas de amapola




Elaboración:

Empezamos por calentar el horno a 180 º. Engrasamos un molde del tipo plumcake de una capacidad de 900 grs aproximadamente. Y en el fondo colocamos un papel vegetal engrasado cubriendo la base, pero dejando los bordes que suban por encima del molde. Esto ayuda a la hora de desmoldarlo. Solo tenemos que tirar de los dos extremos y el pastel saldrá con facilidad.

Rallamos la piel de los limones y exprimimos estos, reservándolo para más tarde. pero por separado la ralladura y el zumo.

Ponemos la mantequilla, el azúcar, los huevos, la vainilla, la harina, la levadura, la sal y la leche en un recipiente y con una batidora de varillas lo batimos todo junto hasta conseguir una mezcla espesa y cremosa. No debe llevarnos más de 30 segundos. Y es importante no dejar la mezcla mucho tiempo una vez hayamos juntado los ingredientes secos con los líquidos. Entonces es importante hacer todos los pasos seguidos. Estad organizados para no tener que esperar entre paso y paso.

Añadimos las semillas de amapola y la mitad de la ralladura de limón, y removemos, ahora ya a mano, no con la batidora. Y hecho esto vertemos en el molde con cuidado de no manchar los bordes. Si es preciso lo vamos echando a cucharadas. Nivelamos la superficie. Esto se consigue fácilmente con un movimiento ligero del molde, como arrastrándolo encima de la encimera. Sino siempre está la espátula.

Horneamos 35-40 minutos o hasta que esté dorado, haya subido y este firme al tacto. Sacamos del horno y dejamos enfríar en el recipiente.

Cuando el pastel está aún templado, hacemos una mezcla con el zumo de limón, lo que nos quedó de ralladura y las 4 cucharadas de azúcar. Hacemos unas incisiones con un cuchillo en la superficie del pastel y con la ayuda de una cuchara, vamos echando esta mezcla por encima del pastel. Dejamos enfríar por completo.

Sacamos del molde, cortamos y servimos.





DELICIOSO PASTEL DE MANTEQUILLA





Ingredientes:

175 grs de mantequilla                                            250 grs de harina
250 grs de azúcar refinado                                       1/2 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharada de extracto de almendra                      1 cucharada de leche
1 huevo                                                                  40 grs de almendra cruda fileteada


Elaboración:

Calentamos el horno a 190 º o 170 º si es de ventilador. Engrasamos un molde de unos 23 cm de diámetro
de esos moldes que luego pueden desmontarse. En la base ponemos además un papel vegetal.

Ponemos la mantequilla, el azúcar, y el extracto de almendra en un recipiente y batimos con una cuchara de madera hasta que la mezcla esté pálida, ligera y cremosa. Batimos el huevo en un recipiente aparte y una vez batido lo incorporamos a la mezcla anterior, guardando para más tarde una cucharada del huevo batido.
Revolvemos bien para que el huevo se incorpore por completo a la mezcla.

Añadimos la harina y la levadura y mezclamos hasta lograr una masa consistente. Vertemos esta masa en el molde y nivelamos la superficie. Incorporamos la leche a la cucharada de huevo que teníamos reservada y con ello pincelamos la superficie del pastel, y espolvoreamos las almendras fileteadas.

Metemos al horno y horneamos 40 minutos hasta que haya subido un poco y esté dorado. Quedará brillante y un poquito pegajoso y se hundirá un poco al cocinarse.No es el típico bizcocho que sube y sube. No, lo puedes ver en la foto. Es más bien compacto y con un sabor muy penetrante a almendra. Recuerda al mazapán.