domingo, 26 de enero de 2014

MI PASTEL PREFERIDO DE MANZANA



Ingredientes:

200 grs de harina
5 grs de levadura en polvo
250 grs de azúcar
1 sobre de azúcar de vainilla
una pizca de sal
3 huevos
140 grs de mantequilla
60 ml de leche
5 manzanas


Elaboración:

Precalentamos el horno a 150º. Untamos con mantequilla y enharinamos un molde de bizcocho. Tamizamos la harina con la levadura en un bol. Hacemos un pozo en el centro y luego añadimos 150 grs de azúcar, el azúcar de vainilla, la sal, 2 huevos, 60 grs de mantequilla derretida y la leche. Mezclamos hasta que la masa quede homogénea.



Pelamos las manzanas, retiramos las semillas  y cortamos en láminas. Incorporamos 3 de las manzanas a la masa, sin que se desintegren. Vertemos la masa en el molde y luego repartimos las láminas de manzana restantes encima del pastel, en círculo. Horneamos durante 20 minutos.




Mientras tanto preparamos la crema. Derretimos los 80 grs de mantequilla restantes. Mezclamos con 100 grs de azúcar y luego cuando esté templado añadimos 1 huevo.
Al cabo de 20 minutos de hornear, repartimos la crema por encima del pastel y continuamos la cocción 30 minutos. Retiramos y esperamos unos 20 minutos antes de desmoldarlo.



sábado, 25 de enero de 2014

CONEJO GUISADO CON TALLARINES


Ingredientes:

2 cucharadas de aceite de oliva
1 conejo troceado
4 tiras de bacón ahumado y troceado
1 cebolla roja cortada menuda
1 zanahoria cortada en fino
3 dientes de ajo triturados
2 ramilletes de romero separados del tallo y picados
1 cucharada de puré de tomate
150 ml de vino blanco o rosado
500 ml de caldo de pollo
500 grs de pasta (tallarines o la que hayamos elegido)
2l zumo de 1/2 naranja
1 cucharada de mostaza de Dijon
100 ml de nata espesa
un ramillete de perejil picado y algunas hojas para decorar
queso parmesano para servir



Calentamos el aceite en una sartén. Cuando esté caliente doramos el conejo por todos los lados. Después lo sacamos y reservamos.

Añadimos el bacón, la cebolla y la zanahoria a la sartén y cocinamos durante 10 minutos hasta que esté blandito. Añadimos el ajo, el romero y el puré de tomate, removiéndolo durante 1 ó 2 minutos. Después añadimos el vino y el caldo de pollo.

Devolvemos el conejo a la sartén, sazonamos, tapamos y cocemos a fuego lento durante 1 hora hasta que el conejo esté realmente tierno.

Pasado ese tiempo sacamos el conejo de la sartén y quitamos todos los huesos;  bien con la ayuda de dos tenedores o bien ayudándonos con las manos. Hay que tener mucho cuidado de quitar todos los huesecillos. Mientras tanto subimos la temperatura del fuego y hervimos el líquido restante durante 5 minutos aproximadamente o hasta que se reduzca a la mitad. volvemos a incorporar el conejo a la sartén y bajamos el fuego al mínimo. Cocemos la pasta. Colamos y reservamos un poco del agua de hervir ésta para añadir a la salsa si fuera necesario ( en el caso de que se quede un poco seca). 


Incorporamos la mitad de la ralladura de naranja, la mostaza, la nata y el perejil a la salsa del conejo. Añadimos la pasta  y removemos todo junto manteniéndolo en el fuego 1 ó 2 minutos. Servimos con el queso parmesano rallado, el resto de la ralladura de naranja y unas hojitas de perejil.

A la mesa y que aproveche!

Se puede hacer con la pasta que más nos guste.

En la foto inferior está hecho con pappardelle.



viernes, 24 de enero de 2014

ALBÓNDIGAS CÁNTABRAS






Ingredientes:

500 grs de carne picada
50 grs de tocino
1/2 cebolla
1 diente de ajo
una rama de perejil
1 huevo
2 cucharadas de miga de pan remojada en leche
1/2 vasito de vino blanco
1/2 lata de pimientos
agua o caldo, laurel, sal, pimienta y aceite


Elaboración:

Preparamos un picadillo con la carne, tocino, ajo y perejil. Incorporamos la miga de pan escurrida de la leche, sazonamos con sal y pimienta, y mezclamos con el huevo ligeramente batido.

Dejamos en reposo durante media hora. Pasado este tiempo formamos las albóndigas y las pasamos por harina. Las freímos en aceite bien caliente y a continuación las pasamos a una cazuela. 

En el aceite de freírlas añadimos un la cebolla, picada menuda y cuando empiece a ablandar rehogamos una cucharadita de harina y una pizca de pimentón, incorporamos el vino blanco, agua o caldo y media hoja de laurel. Damos unos hervores y vertemos la salsa sobre las albóndigas. Cocemos despacio hasta que las albóndigas estén en su punto, sacudiendo la cazuela de vez en cuando para evitar que estas se peguen al fondo.

Finalmente rectificamos de sal y añadimos los pimientos cortados en tiras. Retiramos la hoja de laurel e incorporamos a la cazuela dos o tres cucharadas de salsa de tomate frito.

Te han de quedar exquisitas.